êtes-vous né(e)
avant le 28/06/2001 ?

Votre langue

L'abus d'alcool est dangereux pour la santé.
À consommer avec modération.

Las hierbas
aromáticas de G’Vine

Pocas personas en la década de 1990 habrían apostado por el renacimiento de la ginebra.

Sin embargo, desde la década de 2000, algunos productores ilustrados han sido capaces de reinventar su espíritu y devolverle la gloria que un día tuvo. Tras aprender a hacer malabares con aguardientes, plantas y especias, ahora ofrecen ginebras sofisticadas, sorprendentes y únicas.

Este es el caso de Maison Villevert, con base de Cognac. Jean-Sébastien Robicquet quiso, con su elaboración en 2006, introducir un nuevo producto en el mundo de las bebidas alcohólicas. Si la elección del aguardiente de uva como alcohol base fue atrevida, el uso de la flor de la uva de Cognac fue, se mire por donde se mire, «unconventional». Al combinar hierbas aromáticas de todo el mundo, incluido el enebro, elemento imprescindible, Jean-Sébastien Robicquet se desmarcaba de los caminos establecidos. Así nace Gin de France G’Vine, para deleite de los amantes de los productos excepcionales.

Gin de France

Las cuatro familias de plantas
y especias de G’Vine

El secreto de los sabores de G’Vine se basa en una inteligente mezcla de alcohol de uva, flor de vid, hierbas aromáticas y especias. El aguardiente de uva, dulce y embriagador, es lo suficientemente neutro como para no enmascarar la intensidad de las plantas aromáticas. Las utilizadas en la composición de la uva se agrupan en cuatro familias distintas y se destilan por separado:

  • el enebro
  • la flor de uva
  • los sabores especiados
  • los aromas intensos.

El arte del maestro destilador se basa en la dosificación perfecta de cada uno de estos ingredientes para producir una ginebra excepcional.

El enebro como denominador común
La historia de la ginebra comienza con las bayas de esta planta. Al principio se utilizaba en bebidas medicinales, pero a partir del siglo XV se cosechó para dar sabor al alcohol de uva y, después, a los cereales. Este pequeño arbusto, muy extendido en todo el hemisferio norte, se expande a través de la latitud francesa y crece especialmente en suelos arenosos y calcáreos.

La calidad y la intensidad de la ginebra dependen en gran medida de la elección de la baya; es una tarea esencial. Por eso, Maison Villevert ha optado por el cultivo del enebro en Macedonia. Esta variedad se caracteriza por notas de pino, mezcla de frutos rojos, cítricos y pimienta, así como un final ligeramente amargo. Las bayas, que se cosechan a mano como la flor de la uva, deben madurar durante uno o dos años antes poder utilizarse.

La flor de la uva como especialidad de G’Vine

El otro secreto del Gin de France G’Vine reside en su ingrediente estrella, extremadamente poco común: la flor de la uva. Maison Villevert utiliza flores producidas en Francia, cosechadas a mano durante la floración en junio. Más tarde se colocan en una bolsa de muselina que se sumerge para su maceración en aguardiente.

La flor de la uva enmarca y coloca un telón fondo que dota a la ginebra de un bello equilibrio y una agradable redondez. Sus aromas florales y sorprendentes se revelan a la perfección en nuestra ginebra, capaz de denotar todo su frescor en los cócteles.

Gin de France
Gin de France

Plantas con
aromas intensos

El sabor del Gin de France G’Vine procede de plantas y especias cuidadosamente seleccionadas por Jean-Sébastien Robicquet. La primera de ellas es el cilantro, producido en Bulgaria. Su fruto, una vez seco, da sabor a nuestra ginebra e introduce notas dulces de cítricos y salvia con un toque de limón.

La casia indonesia, cercana a la canela, aporta notas de regaliz y especias. Con sus aromas inmediatamente perceptibles, la canela de Ceilán cosechada en Sri Lanka aporta sutileza y una ligera dulzura a nuestra bebida alcohólica. Las bayas de cubeba, originarias de la India, dan un elegante toque picante. También utilizamos nuez moscada de Indonesia, un condimento muy aromático que aporta un ligero toque de dulzura con sabor a nuez.

Destilación de plantas

Todas estas plantas y especias han sido seleccionadas por sus propiedades y pureza, y el arte del maestro destilador consiste en extraer los sabores más exquisitos. Los cuatro grupos de plantas y especias se deben macerar por separado entre dos y cinco días en el aguardiente de uva antes de proceder al destilado.

La infusión de la flor de la uva pasa por un único alambique llamado Flo, de origen florentino y habitualmente utilizado en perfumería. El resto de extractos se destilan por separado antes de añadirse a la flor de la uva para su destilación final en el alambique Lily Fleur. De una añada a otra, la proporción de cada familia puede variar para obtener el mejor equilibrio posible de la uva.