êtes-vous né(e)
avant le 27/06/2001 ?

Votre langue

L'abus d'alcool est dangereux pour la santé.
À consommer avec modération.

¿Qué alimentos combinan con la ginebra?

¿Qué alimentos combinan con la ginebra?

El arte del maridaje tiene numerosos adeptos. Popular entre los amantes de la cerveza, en la actualidad se extiende a la esfera de las bebidas alcohólicas. La ginebra, aunque no se suele beber sola, se ha unido a esta nueva tendencia. Siempre que se usen los ingredientes de forma armoniosa, puede acompañar desde los platos más exquisitos hasta los sabores más picantes.

Una nueva visión de la ginebra

Fabricada a partir de alcohol de uva y destilado de flor de la vid, G’Vine se distingue por su redondez y sus sabores vegetales. Sus cualidades organolépticas permiten jugar con la amargura, la acidez o la frescura de los sabores para realzarlos o prolongarlos en boca. Más innovadora y sedosa que los alcoholes de grano de cereal, se trata de una propuesta innovadora y un ingrediente clave en los cócteles más exquisitos. Su riqueza aromática, dulce y afrutada, crea un vínculo entre el cóctel y la comida y revela cada nuevo bocado con delicadeza.

Una pequeña introducción al arte del maridaje

Para estimular suavemente el paladar, puedes empezar preparando un G’Vine Tonic, una nueva versión del gin-tonic, acompañado de un plato fácil de preparar: uvas con queso de cabra y sésamo. Envuelve las uvas con queso fresco de cabra, añade hojas de albahaca finamente picadas y dale el toque final a este aperitivo cubriéndolo con semillas de sésamo ligeramente tostadas.

Otro plato ideal para la cena es el milhojas de jamón de Parma y tomates que, con un toque de aceite de oliva y cilantro y un alma mediterránea, se marida a la perfección con uno de los cócteles más italianos, el Negroni. Por otro lado, el clásico Tom Collins va bien con sabores salados y marineros. Las gambas al estilo tailandés con pimentón o el salmón ahumado con crema de pepino y menta fresca se combinan sutilmente con los aromas cítricos y refrescantes del Tom Collins.

De postre, puedes servir un Gin & Ginger: el exotismo del jengibre subrayará la amargura de una mousse gourmet de chocolate negro. Y, si tus invitados desean descubrir una nueva faceta de la ginebra, prepara una infusión helada con fresas al G’Vine Floraison para añadir un toque final perfumado y fresco. Por último, como con la ginebra todo es posible, ofréceles para la sobremesa un Five ‘O’Clock G’Vine, con té Earl Grey, para darle un toque del estilo de vida francés a esta bebida puramente británica.